MMXI

Se termina el 2011.

Para el mundo un año de protestas, de revoluciones, de desastres naturales y de crisis financieras.

Para México, otro año de violencia y de políticos corruptos que caminan tranquilamente por las calles en total impunidad.

Para mí, un año de cambios, de viajes, de aprendizaje, de autodescubrimiento, de regresar a la escuela, de retos, de decir adiós y de conocer nuevas personas.

Me pregunto cómo recordaré el 2011 dentro de unos años más.

Lo recordaré como el año en que fui a estudiar a Canadá por algunos meses ó lo recordaré como el año en que me quedé a vivir en Canadá.

Probablemente la respuesta la tendrá  el 2012.

Intento # 2

Tenía la firme intención de comenzar este blog 2 días antes de mi partida de México (13 de agosto). Pero nunca lo hice. Sin duda, como lo escribí en la bienvenida (ese 13 de agosto) lo más difícil de luchar fue la desidia y al principio me ganó. Después, las cosas se pusieron un poco más difíciles en la escuela y no fue desidia, tuve una excusa: no tenía tiempo.

Ahora, haré un 2do intento por narrar lo que estoy haciendo en Canadá.

Sé que varias personas han preguntado por mí y quisieran saber cómo estoy, es por ellos que lo haré.

También estaré publicando algunas otras cosas (esa es la intención) quiero ejercitar algunas partes del cerebro que rara vez uso.